GESTIÓN DE LA ENFERMEDAD
TAQUICARDIA

Conozca las opciones de tratamiento de la taquicardia:


Para tomar las mejores decisiones, consulte a su médico.


Cuando hable con su médico, puede utilizar este documento para orientar la conversación

Cuando hable con su médico, puede utilizar este documento para orientar la conversación

1
DETECTAR


Durante la prueba de ECG, se colocan electrodos (sensores) que pueden detectar la actividad eléctrica del corazón en el pecho y, a veces, en las extremidades. Un ECG mide el tiempo y la duración de las fases eléctricas de cada latido.

Una evaluación médica es una de las principales formas de detectar si se corre el riesgo de sufrir arritmias malignas, es decir, aquellas que se originan en los ventrículos, que son las cavidades encargadas de bombear la sangre desde el corazón hacia todo el organismo.

La monitorización cardíaca continua es útil para captar los latidos irregulares que se producen con poca frecuencia; en algunos casos, es posible que ni siquiera se sienta ningún síntoma.
Monitor Holter: este dispositivo portátil de ECG puede utilizarse durante un máximo de siete días para registrar la actividad eléctrica del corazón mientras realiza se lleva a cabo la rutina diaria.

La realización de un registro ECG permitirá al médico analizar el ritmo cardíaco y detectar alguna anomalía que pueda estar produciéndose. Monitor cardíaco insertable (MCI): el MCI es un dispositivo que se implanta bajo la piel en la zona del pecho. El MCI detecta y almacena los ritmos cardíacos anómalos durante al menos tres años.

• Según la opinión del médico que le trate, es posible que se le solicite que se haga un ecocardiograma para evaluar el tamaño de su corazón y comprobar su funcionamiento.

• Otra prueba diagnóstica es la angiografía coronaria, que rastrea cómo fluye la sangre hacia las arterias del corazón. Al igual que el ecocardiograma, el médico la solicitará si lo considera necesario.

• Se realiza una prueba especial denominada estudio electrofisiológico (EEF) para observar detenidamente el funcionamiento del sistema eléctrico del corazón y confirmar la presencia o ausencia de anomalías.

Se trata de otra alternativa diagnóstica disponible que, y según el criterio del médico, puede realizarse para estudiar de forma más detallada si existe un trastorno en el sistema eléctrico del corazón. Esto permite, de manera más específica, determinar el tipo exacto de arritmia cardíaca que se está presentando, con el fin de establecer el tratamiento.

Tomándose el pulso, puede determinar la rapidez con la que late su corazón. Si detecta que su pulso es irregular o lento, consulte a un médico.

Gire una mano, y ponga la palma mirando hacia arriba. Coloque suavemente los dedos índice y corazón de la mano contraria en la parte interna de la muñeca, por debajo de la base del pulgar; si siente los latidos del corazón, la posición será la correcta. Cuente el número total de latidos durante 1 minuto, o durante 30 segundos, y multiplique este número por dos.

El pulso también se puede encontrar en el cuello, siempre utilizando los mismos dedos y realizando el proceso de forma similar a la anterior.

Solo el médico puede determinar si un paciente tiene taquicardia y, si es así, hasta qué punto ha avanzado esta. Para descartar o confirmar el diagnóstico de taquicardia, el médico puede solicitar una o varias pruebas diagnósticas, en función del problema de ritmo cardíaco que se sospeche.

2
REDUCIR


Si tiene taquicardia, puede ser candidato a un dispositivo cardíaco implantable llamado desfibrilador automático implantable (DAI).
Cumple tres funciones:

Si el médico detecta que usted tiene algunos factores de riesgo que pueden llevarle a desarrollar arritmias ventriculares malignas, se puede ser candidato a un desfibrilador automático implantable.

El dispositivo está programado con parámetros específicos que el médico determina teniendo en cuenta su enfermedad específica, con el fin de proporcionarle el tratamiento más adecuado.

Los desfibriladores automáticos implantables tienen varias funciones que le ayudarán a controlar las arritmias cardíacas y le proporcionarán al médico información importante para optimizar el tratamiento.

  • Medicamentos
  • Desfibrilador Automático Implantable (DAI) un dispositivo cardíaco implantable que monitoreará y corregirá el ritmo cardíaco irregular – tu médico utilizará criterios específicos para determinar si eres candidato potencial para un DAI.

  • Medicamentos
  • Desfibrilación externa
  • Desfibrilador Automático Implantable (DAI)

  • Medicamentos
  • Ablación cardíaca

  • Medicamentos
  • Cardioversión
  • Ablación cardíaca

3
TRATAR


Mantener unos hábitos saludables puede ayudar a prevenir las enfermedades del corazón y mejorar la calidad de vida.

  • Lleve una dieta saludable: coma fruta y verdura, alimentos ricos en fibra, carnes magras, pescado y grasas insaturadas, como el aceite de oliva. Reduzca el consumo de alcohol y de bebidas con cafeína.
  • Haga ejercicio con regularidad: intente realizar actividad física todos los días durante al menos media hora.
  • Maneja tus niveles de estrés.
  • Evite los hábitos nocivos, como el tabaquismo.
  • Controle la tensión arterial con frecuencia: si tiene la tensión arterial alta, siga las órdenes del médico y tome todos los medicamentos prescritos según las indicaciones.
  • Controle el colesterol: hágase revisar regularmente los niveles de colesterol. Coma menos alimentos con alto contenido en colesterol y, si es necesario, tome la medicación para reducir el colesterol que le recete el médico.
  • Controle los niveles de estrés: reduzca el estrés en la medida de lo posible. Practique técnicas saludables de control del estrés, como la relajación muscular, la respiración profunda y el ejercicio físico.
  • Trátese la apnea del sueño y los trastornos tiroideos: si tiene apnea del sueño o un trastorno tiroideo, es importante que acuda al médico para tratarlos adecuadamente.

Dependiendo de la enfermedad, el médico podrá prescribirle medicación para controlar el ritmo cardíaco, además de la implantación de un desfibrilador.

  • Medicamentos antiarrítmicos
    • Después de la cardioversión eléctrica (consulte Procedimientos médicos en la pestaña siguiente), el médico podrá prescribirle medicación contra la arritmia, con el fin de ayudar a prevenir episodios de taquicardia en el futuro.
  • Medicación para controlar el ritmo cardíaco
    • Ayudan a recuperar el ritmo cardíaco normal.
  • Medicación anticoagulante
    • Los anticoagulantes disminuyen la capacidad de coagulación de la sangre, por lo que impiden la formación de trombos y ayudan a prevenir un accidente cerebrovascular.
    • Un accidente cerebrovascular es muy peligroso: puede causar lesiones permanentes en el cerebro o incluso la muerte.

  • Existen dos tipos:
    • Crioablación: Se congela el área afectada, creando tejido cicatricial.
    • Ablación con radiofrecuencia: Utiliza calor para eliminar la zona problemática.
  • Cardioversión
    • La cardioversión se realiza con medicación o con una descarga eléctrica aplicada al corazón, cuando está sedado, para hacer regresar a la normalidad el ritmo cardíaco anormal.
  • Ablación con Catéter
    • Algunos pacientes presentan arritmias difíciles de controlar, a pesar de recibir un tratamiento farmacológico óptimo y de tener implantado un desfibrilador; para estos casos, los especialistas pueden sugerir la ablación, que consiste en introducir catéteres especiales a través de los vasos sanguíneos de las piernas hasta el corazón, con el fin de provocar una lesión en el lugar o lugares donde se origina la arritmia.
    • Esta no es una alternativa para todos los casos y no es una primera opción de tratamiento.

Consulta con tu médico cuáles son tus opciones de tratamiento.

Mantenga una estrecha comunicación con el médico para controlar la enfermedad y comprobar si los tratamientos están funcionando correctamente o si tiene nuevos síntomas o efectos secundarios.

En caso de emergencia, busque ayuda. Póngase inmediatamente en contacto con el médico si el ritmo cardíaco es más rápido de lo habitual, si siente que se va a desmayar, si tiene dolor en el pecho o si nota que le falta el aire.

Comparte esta información:

Cuando hable con su médico, puede utilizar este documento para orientar la conversación

Cuando hable con su médico, puede utilizar este documento para orientar la conversación

La información contenida en este sitio web no constituye consejo médico.

Última actualización Marzo 2021


Síguenos

ESCRÍBENOS


TÉRMINOS Y CONDICIONES

La información contenida en este sitio web no constituye consejo médico. Consulte con su médico la información de diagnóstico y de tratamiento.