BLOG:
ENFERMEDAD DE LA VÁLVULA AÓRTICA Y COVID-19

Cuando hable con su médico, puede utilizar este documento para orientar la conversación

Cuando hable con su médico, puede utilizar este documento para orientar la conversación

¿Hasta cuándo se debe esperar para tratar una valvulopatía del corazón?

Debido a la pandemia muchos tratamientos quirúrgicos se cancelaron o postergaron como medida preventiva para evitar el contagio y para facilitar el tratamiento de los pacientes de COVID-19, pero más de seis meses de iniciada la contingencia, varios hospitales han implementado protocolos de seguridad y están reiniciando las cirugías para personas con enfermedades cardiovasculares, ya que de ello depende su bienestar y calidad de vida.

Y es que retrasar el diagnóstico y tratamiento de algunas enfermedades como la estenosis aórtica puede ser fatal para los pacientes. Veamos por qué:

1. La estenosis aórtica afecta a una de las válvulas más importantes del corazón: La válvula aórtica.

Esta válvula conecta al corazón con la arteria principal (aorta) y permite la salida de sangre oxigenada a todo el cuerpo.

2. Cuando una o más válvulas del corazón no funcionan adecuadamente, la atención médica y las visitas de seguimiento son importantes.

La estenosis es un endurecimiento de la válvula aórtica que le impide abrirse y cerrarse apropiadamente, reduciendo la capacidad de bombeo del corazón. Esto puede ocasionar insuficiencia cardíaca o incluso la muerte repentina en los casos más avanzados.

3. La estenosis aórtica no es estática y empeora con el tiempo.

Se calcula que 5% de las personas mayores de 65 años tiene algún grado de estenosis aórtica [1]. A mayor edad, aumenta el riesgo de desarrollar estenosis aórtica severa.

4. Aunque no todas las personas presentan síntomas al inicio de la enfermedad, cuando éstos aparecen, significa que el corazón necesita una reparación.

Los síntomas más comunes de la estenosis aórtica son dificultad para respirar, dolor en el pecho y desmayos o la pérdida repentina de conciencia. En los casos más avanzados, los pacientes suelen cansarse hasta para realizar las tareas más básicas como comer, vestirse, o levantarse.

5. Más de la mitad de los pacientes con que no reciben tratamiento, no sobrevivirán más de dos años después de iniciados los síntomas.[2]

El doctor Oscar Mendiz, Cardiólogo Intervencionista de la Fundación Favaloro en Argentina, señala que los medicamentos, la adopción de hábitos sanos como reducir el consumo de sodio y mantener un peso saludable, ayuda hasta cierto punto al paciente, pero no se cambiará el pronóstico. “Una vez que el paciente presenta síntomas, la indicación es la reparación o el reemplazo de esa válvula”, enfatiza.

6. Existen alternativas menos invasivas como TAVI (implantación de válvula aórtica transcatéter) cuyos tiempos de estadía hospitalaria y recuperación son considerablemente menores a los de la a cirugía tradicional.

Aquí puede conocer más sobre esta opción de tratamiento.

¿Cuándo se debe consultar al médico?

“Mi recomendación es que ante la menor duda se consulte al médico, porque si tiene algún síntoma la verdad es que le está ocurriendo al mínimo esfuerzo; hoy la gente está en sus casas y una demora podría ser catastrófica”, señala el Dr. Mendiz

En estos momentos la consulta virtual ha sido clave para descartar emergencias, mantener los controles médicos y el monitoreo de síntomas de las enfermedades cardíacas.

Estar informado, es la mejor preparación para tu próximo procedimiento cardiovascular.

Es normal sentir temor ante un procedimiento cardíaco, especialmente en el contexto en el que nos encontramos. Para el Dr. Luis Pérez, “La principal preparación que puede tener ese paciente es estar informado”.

Algunas recomendaciones de la Asociación Americana del Corazón [3] para quienes están en espera de este procedimiento son:

  • Mantenga una buena nutrición y un sueño adecuado. Cuanto más saludable esté antes de su cirugía o procedimiento, más rápida será la recuperación. Eso podría significar menos complicaciones, menos tiempo en el hospital y una recuperación más rápida después de regresar a casa.
  • Controle sus síntomas de estenosis aórtica, manténgase en contacto con su equipo cardíaco e informe cualquier cambio. Su equipo de atención médica coordinará citas de telesalud según sea necesario.
  • Controle su temperatura todos los días e informe a su equipo de atención médica si está por encima de los 38 grados. Su hospital podría indicar un estudio para descartar que tenga COVID-19 antes de someterse a estos procedimientos.
  • Continúe con sus controles médicos. No deje que el miedo le impida buscar atención médica.
  • Comuníquese con su médico o centro de salud para obtener más información sobre los protocolos de seguridad y precauciones que están tomando para el tratamiento de pacientes con estenosis aórtica durante la Pandemia de COVID-19.

Fuentes:

  1. Roberta Ancona (2020). Epidemiology of aortic valve stenosis (AS) and of aortic valve incompetence (AI): is the prevalence of AS/AI similar in different parts of the world.
  2. Lester SJ, Heilbron B, Gin K, Dodek A, Jue J. The natural history and rate of progression of aortic stenosis. Chest. April 1998;113(4):1109-1114.
  3. American Heart Association (2020). Heart Valve Disease and COVID https://www.heart.org/-/media/files/health-topics/heart-valve-disease/as-and-covid.pdf?la=en

Cuando hable con su médico, puede utilizar este documento para orientar la conversación

Cuando hable con su médico, puede utilizar este documento para orientar la conversación

La información contenida en este sitio web no constituye consejo médico.

Última actualización Marzo 2021


Síguenos

ESCRÍBENOS


TÉRMINOS Y CONDICIONES

La información contenida en este sitio web no constituye consejo médico. Consulte con su médico la información de diagnóstico y de tratamiento.